Noticias
Icono descriptivo

EL EVANGELIO DE HOY

20 de septiembre de 2012

EL EVANGELIO DE HOY

 

Texto del Evangelio (Mt 9,9-13): En aquel tiempo, cuando Jesús se iba de allí, al pasar vio a un hombre llamado Mateo, sentado en el despacho de impuestos, y le dice: «Sígueme». Él se levantó y le siguió. Y sucedió que estando él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos. Al verlo los fariseos decían a los discípulos: «¿Por qué come vuestro maestro con los publicanos y pecadores?». Mas Él, al oírlo, dijo: «No necesitan médico los que están fuertes sino los que están mal. Id, pues, a aprender qué significa aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores».

 

PUNTO DE REFLEXIÓN Y PLEGARIA

Una vez más Jesús sale al paso de la persona que lo necesita sin exigir un cambio que justifique el encuentro. Mateo era considerado un pecador público cuya presencia debía ser evitada, como la de un leproso o la de una mujer pública. Jesús ve más allá de lo que vemos nosotros. Cierto que el oficio de Mateo era poco o nada recomendable. Abusaba de su posición o su fuerza como pueden hacerlo quienes se valen de su poder para empobrecer a los más débiles. Cuanto más odiado se sentía, mayor era el odio hacia sus convecinos. A Mateo nunca le habían tratado como un igual. Cambia porque se ha sentido amado.

      Señor, que ame y sepa llegar al corazón de las personas.

 

Volver
Foto noticia
  • Educamos
  • Itaca
  • Conselleria d'Educació
  • Erasmus +
  • Programa Alto Rendimiento
  • Escuela Padres
  • AMPA Socorro
  • ActivaPipe
  • YoElijo
  • Concertada
  • Educacion 3.0
  • Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201Contador de visitas: 4148201